Apocalipsis Capítulo 10

10:1 Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.
10:2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra;
10:3 y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces.
10:4 Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.
10:5 Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo,
10:6 y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más,
10:7 sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.
10:8 La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra.
10:9 Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.
10:10 Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.
10:11 Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.

Etiquetas:

Una respuesta to “Apocalipsis Capítulo 10”

  1. Nicolás Says:

    El apocalípsis, escrito por S. Juan, en la Isla de Patmos, es la revelación del futuro y nos presenta muchos emigmas difíciles de interpretar. Uno de ellos es la venida del Hombre de la Iniquidad, la Bestia, cuyo nombre es 666. ¿Ha venido ya, o está por venir? Para mí que ya vino… Es curioso y muy significativo que alguien escribira un librito llamado “camino” con 999 máximas (666); ni una más, ni una menos. Después. de la misma época, apareció otro hombre que, en virtud de nó sé qué virtudes, le canonizó. Y ahora, este hombre, que “llenó los estadios de jóvenes y dejó las iglesias vacías”, está en vísperas de ser ahupado a la Gloria de Bernini. ¿Será este el Anticristo? Porque él solo ha causado a la Iglesia Católica más daño que todos los herejes y todas las herejías de todos los tiempos. Lo que sí es seguro es que ya estamos inmersos en los tiempos del cumplimiento de los emigmas apocalípticos. Nicolás Cobo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: